martes, 3 de julio de 2012

El Apostol Tomás, su fé, arrojo e incredulidad.

Tomás, llamado también Judas Tomás Dídimo, fue uno de los doce apóstoles de Jesús. Tomás significa "gemelo" en arameo, y Dídimo tiene el mismo significado en griego. Es venerado como santo tanto por la Iglesia católica como por la Iglesia ortodoxa. Hoy 3 de Julio es la festividad de Santo Tomás. Uno de los doce apóstoles de Jesús El apóstol Tomás aparece en varios pasajes del Evangelio de Juan: Juan 11:16 : Lázaro acaba de morir, y los discípulos se resisten a la decisión de Jesús de volver a Judea, donde los judíos lo esperan para apedrearlo. Jesús está decidido, pero es Tomás quien dice la última palabra: "Vamos también nosotros, para que muramos por él". Juan 14:5 : Durante la Última Cena, Jesús asegura a sus discípulos que conocen el camino al lugar a donde él va a ir. Tomás, sin embargo, pregunta: "Señor, no sabemos a dónde vas; ¿cómo, pues, podemos saber el camino?". Jesús replica que él es el camino, la verdad y la vida, y que sólo a través de él conocerán al Padre; interviene después Felipe pidiendo que les muestre al Padre. A esto sigue una compleja exposición que hace Jesús de su relación con el Padre. Juan 20:24-29 : Aunque a Tomás se le anuncia la resurrección de Jesús, se niega a admitirla: "Si no veo en sus manos la señal de los clavos y meto mi dedo en el lugar de los clavos, y meto mi mano en su costado, no creeré." Ocho días después, Tomás toca con sus propias manos las heridas de Jesús en las manos y en su costado. Jesús le recrimina haber necesitado ver para creer. Es el más conocido de todos los episodios evangélicos relacionados con el apóstol Tomás. La incredulidad de Santo Tomás está plamado en un cuadro pintado por Caravaggio en 1602. Fue pintado para los Giustiniani. El cuadro muestra a Cristo resucitado ante sus discípulos, pero Tomás se niega a creer, por lo que Jesús le ofrece que toque sus heridas. El naturalismo típico de Caravaggio se hace presente aquí, al mostrar al santo como un incrédulo. Las luces, además, contribuyen a enfocar más la figura y a dotarla de realismo.
No es habitual que una TV movie o una teleserie ensalcen la vida de un santo. Mucho menos, la de un Apóstol de la Iglesia. Los temas religiosos suelen producir "sarpullidos" en buena parte de los guionistas televisivos, porque se salen de las tramas habituales de la esfera audiovisual: conflictos, enamoramientos, tragedias, ambiciones, sentimientos, pasiones... Sí. Un santo es un personaje extraño en una serie. Por eso se evita el mencionarlos, pues los productores temen resultar "poco correctos", lo que quiere decir: demasiado moralizantes para un mundo que rehúye el compromiso ético, o demasiado elevados para unas tramas pegadas a ras de suelo. Por eso me gustó mucho una escena de la 5ª temporada de Lost (Perdidos) en la que un personaje ensalza la figura del Apóstol Tomás, cuya fiesta celebramos hoy. Ante un desconcertado e incrédulo Jack Shephard, Benajmin Linus rememora su figura. Afirma que todo el mundo le conoce por su falta de Fe: «Si no veo en sus manos la señal de los clavos y no meto mi dedo en el agujero de los clavos, no creeré». Sin embargo, mucho antes de esa escena, Tomás mantuvo una actitud valiente cuando el resto de los Apóstoles se mostraba acobardado. Cuando Lázaro ha muerto, y Jesús anuncia su intención de ir a Jerusalén, los discípulos se resisten a esa decisión, porque saben que los judíos lo esperan para apedrearlo. Es entonces cuando suena la ardiente frase de Tomás: "Vayamos también nosotros, para que muramos con Él". Esta reflexión la escuchamos en la serie en labios de Benjamin, y en un escenario muy significativo. Están en una iglesia, y allí las dudas de Jack se nos muestran como una incapacidad para creer. Y, además, están junto a la copia de un famosísimo cuadro: "La incredulidad de Santo Tomás" (el que encabeza este post), donde Caravaggio plasmó el instante supremo en el que el atormentado discípulo metió sus dedos en el costado abierto de Jesús. Una escena (dura 1 minuto) muy apropiada para hoy. Por la respetuosa referencia bíblica, por el ajustado simbolismo entre aceptación de la fe y descubrimiento de la verdad..., y porque es una delicia encontrarse perlas como ésta en una serie mítica como Perdidos. ¡Ah! Y por la fiesta que celebramos hoy... Espero que os guste.

No hay comentarios:

¡Salud amigos!

¡Salud amigos!
Con un Pisco Sour peruano

Instrumento tipico

Instrumento tipico
Quijada de Burro