martes, 7 de enero de 2014

La simpatía de CArmencita Lara es incomparable.

Una artista que se ha dado el lujo de vender miles de discos y de estar vigente como solo las grandes artista pueden lograrlo al inopregnarse en el alma del pueblo nos demuestra aquí con su años bien vividos a cuestas el por qué es una leyenda del cancionero popular. Aqui con su emblemático Olvídala amigo dedicado a algún machista que fue por lana y salió trasquilado.

No hay comentarios:

¡Salud amigos!

¡Salud amigos!
Con un Pisco Sour peruano

Instrumento tipico

Instrumento tipico
Quijada de Burro